Cruz Roja informa

Chile: Energía y resiliencia para reconstruir

  • Publicado el 15 de Marzo de 2010

“Llegan las lluvias y el invierno está a la vuelta de la esquina. Debemos hacer todo lo que podamos para ayudar a retomar una vida normal a las familias que perdieron su vivienda y sus medios de subsistencia”, declaró Bekele Geleta, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), al descender del helicóptero.

Volvía a Santiago tras visitar Talca y Hualañe en la región de Maule, una de las zonas más gravemente castigadas por el violento terremoto y el siguiente tsunami que el 27 de febrero devastaron las provincias de Chile central.

“Aquí la gente es fuerte y decidida, no pide caridad y simplemente necesita una mano que complete sus propias energía y resiliencia para reconstruir su país y sus vidas”, señaló el secretario general y añadió: “Impresiona ver todo lo que se ha hecho en tan poco tiempo, pero los daños son extensos y queda mucho más por hacer.”

Olas enormes

“También sobrevolamos la zona costera donde vimos viviendas y lanchas destruidas o arrastradas por las olas enormes que desencadenó el terremoto. Recién cuando se terminen las evaluaciones en curso conoceremos el pleno alcance de la devastación”, comentó Javier Castellanos, Director de la Oficina Zonal de las Américas de la FICR, que acompaña al secretario general.

En su visita oficial de cuatro días, el Sr. Geleta mantuvo una larga reunión con Lorenza Donoso, Presidenta de la Cruz Roja Chilena, para evaluar necesidades, capacidades y la mejor manera de aumentar el apoyo de la FICR a las actividades que lleva a cabo la Sociedad Nacional para ayudar a los damnificados por el doble desastre. “Apoyaremos a la Cruz Roja Chilena durante todo el tiempo que sea necesario; hoy en la prestación de asistencia de emergencia y mañana en programas de recuperación”, afirmó el secretario general.

El Sr. Geleta también se reunió con autoridades nacionales y regionales, incluida Michelle Bachelet, Presidenta saliente de Chile, y varios ministros del nuevo gobierno que asumirá sus funciones el 11 de marzo. Las conversaciones se centraron en las necesidades y la posible asistencia de la FICR en esferas tales como salud, refugios de emergencia y refugios transitorios, agua y saneamiento, y apoyo psicológico.

Llamamiento de emergencia

El 9 de marzo, en Santiago, el secretario general anunció el llamamiento revisado de emergencia para apoyar la operación de la Cruz Roja Chilena. Actualmente, la FICR solicita 13 millones de francos suizos (12,9 millones de dólares o 9,4 millones de euros) para costear servicios de salud para 90.000 personas; asistencia de refugio para 10.000 familias (50.000 personas); suministros de socorro para 75.000 personas y servicios de agua y saneamiento para 10.000 durante un año.

“Llevará muchos meses reconstruir los hospitales destruidos o dañados de las provincias afectadas y, entre tanto, habrá que suplir las necesidades de salud de la población de esas regiones”, indicó el Sr. Castellanos.

“Por lo tanto, centraremos nuestra asistencia en la atención de salud, incluido el vital apoyo psicológico para ayudar a las personas traumatizadas por la pérdida de seres queridos, viviendas y medios de subsistencia”, añadió.

Se prestarán más servicios de agua y saneamiento, principalmente en zonas rurales, así como apoyo para medios de subsistencia. Los fondos del llamamiento también se utilizarán para reforzar más la Cruz Roja Chilena, sobre todo en términos de formación del personal y los voluntarios.

Los grupos más vulnerables

“Esta ayuda reviste singular importancia para el futuro. Este apoyo suplementario permitirá a la Sociedad Nacional aumentar su ayuda a los grupos más vulnerables de la población y desarrollar sus programas de preparación en previsión de desastres, conforme a la tradición de este país que lleva años invirtiendo en medidas de preparación para mitigar el impacto de los desastres que le aquejan periódicamente.”

La Cruz Roja Chilena sigue distribuyendo alimentos, artículos de higiene y otros suministros de socorro a los damnificados. “Actualmente, tenemos unos 2.500 voluntarios activos en el país”, puntualizó Lorenza Donoso, Presidenta de la Sociedad Nacional.

“Desde que sobrevino el terremoto, recibimos 30.000 solicitudes para ser voluntario de la Cruz Roja, por lo cual, estamos muy esperanzados en poder reclutar muchos voluntarios más en el futuro”, agregó.

En el discurso informal que pronunciara en la sede central de la Cruz Roja Chilena, el Sr. Geleta agradeció a los voluntarios y el personal por su labor vital en el seno de las comunidades y en primera línea de la crisis. “Quiero saludar (su) coraje, compromiso y devoción con nuestros valores y principios humanitarios”, dijo.


0 comentarios

No hay comentarios publicados.

Agrega tu comentario

Su comentario ha sido publicado

  • 9 + 6 =