Cruz Roja informa Opinión:

ASESORAMIENTO PARA MI SUCESOR, EL PRÓXIMO PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SOCIEDADES DE LA CRUZ ROJA Y DE LA MEDIA LUNA ROJA

Por Tadateru Konoé *

  • Publicado el 02 de Noviembre de 2017

Este mes, en una gran reunión mundial en Antalya, Turquía, me quedaré sin trabajo. La Asamblea General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja elegirá un nuevo presidente, y me haré a un lado.
Esta persona tomará las riendas de la red humanitaria más grande y antigua del mundo en un momento de complejidad y necesidad humanitaria sin precedentes. Como la persona que ostentó esas riendas durante ocho años, me gustaría ofrecer humildemente algunas perspectivas y consejos que podrían ser útiles no solo para mi sucesor sino también para la comunidad humanitaria en general.
"Mi primer consejo: aceptar el cambio"
El mundo de hoy es casi irreconocible desde que fui elegido en Nairobi en 2009. Eso fue antes del terremoto de Haití, antes de la guerra civil siria, antes del terremoto y el tsunami en Japón, antes del Ébola, antes de los movimientos de masas de alto perfil de personas que huían de conflictos, desastres y violencia.
La única constante a través de mi período fue el cambio. Ahora que miro hacia adelante, lo único en lo que tengo confianza es en predecir más cambios.
Entonces, con eso en mente, mi primer consejo: abrazar el cambio. En un momento de escalada de crisis humanitarias y presupuestos limitados y en un mundo cada vez más impredecible, los trabajadores humanitarios deben ser más ágiles, más anticipados y estar más alertas. Necesitamos construir organizaciones que sean más fluidas.
En segundo lugar, debemos intensificar nuestro apoyo a los migrantes vulnerables. La migración es el tema más políticamente cargado y divisivo de nuestro tiempo, y uno con tremendas implicaciones para la naturaleza misma del trabajo humanitario. El año próximo, los estados miembros de las Naciones Unidas finalizarán los pactos globales sobre migración y refugiados. Todavía hay una oportunidad de ejercer influencia. Específicamente, es necesario hacer hincapié en la dignidad y el respeto, incluso en medio de debates combativos. Seguramente todos pueden estar de acuerdo en que la muerte, la violación y el abuso son un precio demasiado alto para pagar la esperanza de seguridad y oportunidad.
En tercer lugar, tenemos que avanzar varios pasos en la preparación para desastres. Esto ha sido evidente por más de ocho años. Nuestra propia experiencia nos dice que un dólar gastado en preparación ahorra muchos más dólares en respuesta. ¿Por qué no podemos pasar de la retórica y convertir estas ideas en acciones concretas y escalables? Esto es particularmente escandaloso dado que ahora tenemos a nuestro alcance innovaciones notables, como programas informáticos de auto aprendizaje que pueden predecir desastres como inundaciones y aplicaciones móviles que permiten un flujo minuto a minuto de información sobre cuándo los desastres son inminentes. ¿Por qué no los usamos más a menudo?
*Presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Ver nota original en: https://www.devex.com/news/opinion-advice-for-my-successor-the-next-president-of-ifrc-91388# 


0 comentarios

No hay comentarios publicados.

Agrega tu comentario

Su comentario ha sido publicado

  • 2 + 3 =